en    it    pt    fr   
 

f

x

 
Fibrotomía Gradual tratamiento quirúrgico de la parálisis cerebral o el daño cerebral adquirido

Fibrotomía Gradual tratamiento quirúrgico de la parálisis cerebral o el daño cerebral adquirido

Si bien no hay un tratamiento de la parálisis cerebral o el daño cerebral adquirido propiamente dicho, sí que es posible y conveniente el tratamiento de sus secuelas. Los objetivos de los tratamientos del paciente con parálisis cerebral o daño cerebral adquirido son alcanzados de forma más eficaz cuando se realizan de forma multidiciplinar y siempre han de estar orientados a mejorar la calidad de vida del paciente. Evitar deformaciones, la higiene postural, mejorar su movilidad, lenguaje o la calidad de las tareas diarias son a nivel general las lineas de trabajo más importantes y donde la fibrotomía gradual añade un extra de eficacia al tratamiento que fisioterapeutas, rehabilitadores, logopedas o terapeuta ocupacional siguen de forma habitual.

La Fibrotomía gradual es una técnica quirúrgica que puede ser considerada como cirugía o microcirugía multinivel, inventada por el Dr y  profesor Ulzibat. Se trata de un tratamiento quirúrgico de las secuelas del daño cerebral (parálisis cerebral, ictus  o trauma adquirido) practicado sobre el sistema muscular externo del paciente, generalmente bajo anestesia general. Se practica con unos escalpelos de pequeñas dimensiones diseñados para tal fin denominados microfibrolotomos y es eficaz en el tratamiento de las secuelas de la parálisis cerebral y similares. Básicamente consiste en la eliminación de forma percutánea de aquellas fibras a nivel de la fascia o músculo, con resultado de fibrosis y que impiden o dificultan la funcionalidad de una articulación ósea. Los objetivos que se persiguen es la mejora de uno o varios de las secuelas más evidentes de los pacientes de parálisis cerebral o similares.

  • Mejora del movimiento articular (activo o pasivo, según el grado de afectación neuronal). Mejorando así la deambulación o manipulación de objetos en pacientes con parálisis cerebral o daño cerebral adquirido.
  • Reducción o eliminación del dolor muscular o miofascial muy presente en pacientes que cursan espasticidad, congénita o adquirida. Es útil en casos donde este dolor muscular impide la vida normal del paciente aunque no esté provado por la espasticidad como por ej en la fibromialgia.
  • Evitar las deformaciones articulares. Deformaciones que aparecerán tarde o temprano si no se recurre a algún tipo de cirugía ortopédica, especialmente en pacientes de parálisis cerebral. En este punto, la fibrotomía gradual se convierte en un tratamiento de los pacientes de parálisis cerebral o similares (ictus o traumas adquiridos) de alto valor terapéutico con un alto nivel de beneficio frente a los posibles riesgos.
  • Disminución del babeo o la deglución, problemas asociado en este tipo de patologías y que es posible mejorar en muchos casos tras la intervención en diversos músculos de la cara. La fibrotomía gradual se realiza con instrumental de pequeñas dimensiones que permite tratar este tipo de musculatura con cierto grado de éxito sin dejar rastro alguno en la piel.

En consulta se valora la situación del paciente y se marcan los objetivos a alcanzar con la fibrotomía gradual teniendo en cuenta la posterior ayuda de los fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales que permitirán un mayor grado de eficacia en los objetivos trazados.

Tiene un carácter de universalidad porque independientemente de la etiología principal, permite tratar a la vez diferentes patologías. Ofrece una alta funcionalidad al poder intervenir a la vez diversos músculos o grupos musculares atendiendo a su sinergismo o antagonismo aumentando así el efecto de la intervención. Permite un avance considerable de otros tipos de terapias al facilitar la movilidad activa o pasiva del paciente. Podemos decir que la ayuda que se ofrece a fisioterapeutas, logopedas y terapeutas ocupacionales, es considerable en pacientes de parálisis cerebral o daño cerebral adquirido, sobre todo en casos donde la rehabilitación está estancada o el compromiso óseo comienza a ser preocupante.

¿A quién va dirigido?

La fibrotomía gradual, es un tratamiento eficaz en pacientes con parálisis cerebral de tipo espástico principalmente, paraparesia espástica, secuelas de un ictus o un accidentes, fibromialgia, hemiplejia, diplejia, tetraparesia, síndrome del túnel carpiano, fascitis plantar y síndrome de dolor miofascial. Al ser la fibrotomía gradual una técnica rehabilitadora, el objetivo es conseguir una mejora en ocasiones muy importantes de la calidad de vida del paciente, aumentando su movilidad activa o pasiva y reduciendo el dolor asociado. En general está indicado en pacientes con contracturas musculares instauradas y que no ceden con otro tipo de tratamiento, producidas o no por la espasticidad y o el síndrome de dolor miofascial.

Tipo de cirugía

Se le puede considerar como microcirugía multinivel, con un nivel de traumatismo mínimo ante la ausencia de cortes en la piel, cicatrices y sangrados. No se realiza ninguna sección completa, elongación o transposición de músculos ni se incide sobre estructuras ósea o tejidos tendinosos, no requiere inmovilización ni enyesado posterior del paciente contribuyendo a la precoz reincorporación del paciente a sus actividades. Es posible tratar en una sola sesión diferentes zonas en distintos niveles del sistema muscular. Se practica en un quirófano y requiere anestesia que generalmente es una sedación profunda sin intubación endotraqueal.

En Médical Service nos interesa especialmente el contacto directo con el resto de profesionales que tratan al paciente, para poder alcanzar los objetivos más altos.