Fibrotomía Gradual tratamiento quirúrgico de la parálisis cerebral o el daño cerebral adquirido

Si bien no hay un tratamiento de la parálisis cerebral o el daño cerebral adquirido propiamente dicho, sí que es posible y conveniente el tratamiento de sus secuelas. Los objetivos de los tratamientos del paciente con parálisis cerebral o daño cerebral adquirido son alcanzados de forma más eficaz cuando se realizan de forma multidisciplinar y siempre han de estar orientados a mejorar la calidad de vida del paciente.
Evitar deformaciones, la higiene postural, mejorar su movilidad, lenguaje o la calidad de las tareas diarias son a nivel general las líneas de trabajo más importantes y donde la fibrotomía gradual añade un extra de eficacia al tratamiento que fisioterapeutas, rehabilitadores, logopedas o terapeutas ocupacionales siguen de forma habitual.

La Fibrotomía gradual es una técnica quirúrgica que puede ser considerada como cirugía o microcirugía multinivel, desarrollada por el Dr. y profesor Ulzibat. Se trata de un tratamiento quirúrgico de las secuelas del daño cerebral (parálisis cerebral, ictus o trauma adquirido) practicado sobre el sistema muscular externo del paciente, generalmente bajo anestesia general. Se practica con unos escalpelos de pequeñas dimensiones diseñados para tal fin denominados microfibrolotomos y es eficaz en el tratamiento de las secuelas de la parálisis cerebral y similares. Básicamente consiste en la eliminación de forma percutánea de aquellas fibras a nivel de la fascia o músculo, con resultado de fibrosis y que impiden o dificultan la funcionalidad de una articulación ósea. El objetivo que se persigue es la mejora de una o varias de las secuelas más evidentes de los pacientes de parálisis cerebral o similares.

Deporte Fibrotomia gradual
La fibrotomía gradual mejora la calidad de vida del paciente
  • Mejora del movimiento articular (activo o pasivo, según el grado de afectación neuronal), mejorando así la deambulación o manipulación de objetos en pacientes con parálisis cerebral o daño cerebral adquirido.
  • Reducción o eliminación del dolor muscular o miofascial, muy presente en pacientes que cursan espasticidad, congénita o adquirida. Es útil en casos donde este dolor muscular impide la vida normal del paciente aunque no esté provocado por la espasticidad como por ejemplo en la fibromialgia.
  • Evita las deformaciones articulares. Deformaciones que aparecerán tarde o temprano si no se recurre a algún tipo de cirugía ortopédica, especialmente en pacientes de parálisis cerebral. En este punto, la fibrotomía gradual se convierte en un tratamiento de los pacientes de parálisis cerebral o similares (ictus o traumas adquiridos) de gran valor terapéutico con un alto nivel de beneficio frente a los posibles riesgos.
  • Disminución del babeo o la deglución, problemas asociados con este tipo de patologías y que son posible mejorar en muchos casos tras la intervención en diversos músculos de la cara. La fibrotomía gradual se realiza con instrumental de pequeñas dimensiones, lo cual permite tratar este tipo de musculatura con cierto grado de éxito sin dejar rastro alguno en la piel.

En consulta se valora la situación del paciente y se marcan los objetivos a alcanzar con la fibrotomía gradual teniendo en cuenta la posterior ayuda de los fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales que permitirán un mayor grado de eficacia en los objetivos trazados.

Tiene un carácter de universalidad porque independientemente de la etiología principal, permite tratar a la vez diferentes patologías. Ofrece una alta funcionalidad al poder intervenir a la vez diversos músculos o grupos musculares atendiendo a su sinergismo o antagonismo, aumentando así el efecto de la intervención. Permite un avance considerable de otros tipos de terapias al facilitar la movilidad activa o pasiva del paciente. Podemos decir que la ayuda que se ofrece a fisioterapeutas, logopedas y terapeutas ocupacionales es considerable en pacientes de parálisis cerebral o daño cerebral adquirido, sobre todo en casos donde la rehabilitación está estancada o el compromiso óseo comienza a ser preocupante.

¿A quién va dirigido?

La fibrotomía gradual es un tratamiento eficaz en pacientes con parálisis cerebral de tipo espástico principalmente, paraparesia espástica, secuelas de un ictus u otro tipo de accidentes, fibromialgia, hemiplejia, diplejia, tetraparesia, síndrome del túnel carpiano, fascitis plantar y síndrome de dolor miofascial. Al ser la fibrotomía gradual una técnica rehabilitadora, el objetivo es conseguir una mejora en ocasiones muy importante de la calidad de vida del paciente, aumentando su movilidad activa o pasiva y reduciendo el dolor asociado. En general está indicado en pacientes con contracturas musculares instauradas y que no ceden con otro tipo de tratamiento, producidas o no por la espasticidad y o el síndrome de dolor miofascial.

Familia Fibrotomia gradual
Dirigido a prácticamente cualquier edad

Tipo de cirugía

Se le puede considerar como microcirugía multinivel, con un nivel de traumatismo mínimo ante la ausencia de cortes en la piel, cicatrices y sangrados. No se realiza ninguna sección completa, elongación o transposición de músculos ni se incide sobre estructuras óseas o tejidos tendinosos, no requiere inmovilización ni enyesado posterior del paciente, contribuyendo a la precoz reincorporación del paciente a sus actividades. Es posible tratar en una sola sesión diferentes zonas en distintos niveles del sistema muscular. Se practica en un quirófano y requiere anestesia que generalmente es una sedación profunda sin intubación endotraqueal.

En MSERCON Medical Services nos interesa especialmente el contacto directo con el resto de profesionales que tratan al paciente, para poder alcanzar los objetivos más altos.




Historia de la fibrotomía gradual

Valeri Borisovich Ulzibat es el nombre del cirujano investigador y precursor de la técnica quirúrgica, denominada fibrotomía gradual por etapas.

Dr. Ulzibat Fibrotomia gradual
Dr. Ulzibat

Nace en 1946 en el seno de una familia de militares y cursa estudios de medicina en la universidad de Kemerova. Llega a ejercer como traumatólogo ortopeda y profesor en traumatología y ortopedia desarrollando su actividad en diversas universidades y hospitales de Rusia. En 1985 y tratando de aliviar los dolores musculares que sufría un familiar cercano, comenzó a realizar una serie de investigaciones e intervenciones quirúrgicas que desembocan en la técnica quirúrgica rehabilitadora que hoy es denominada fibrotomía gradual por etapas.
Para la práctica de las intervenciones quirúrgicas, diseña y patenta una serie de instrumental médico específico que si bien al principio eran fabricados de forma casi artesanal, hoy día su fabricación tiene toda una sistemática compleja.

En 1990 realiza toda una serie de estudios que desembocan en la publicación de un protocolo de recomendaciones sobre la metodología del tratamiento del dolor muscular y miofascial que es admitido por el Ministerio de Sanidad de la URSS. En diciembre de 1996 defiende la tesis de su doctorado en ciencias médicas. En ella se hacen patentes los excelentes resultados de la metodología desarrollada.
Ya en 1998 a V. B. Ulzibat se le concede el título de investigador emérito de la federación rusa y en diciembre de 1999 el título de catedrático.

La fibrotomía gradual o técnica de dr Ulzibat, comenzó a aplicarse a toda una serie de pacientes con dolencias musculares o miofasciales obteniendo excelentes resultados en patologías que cursan espasticidad (parálisis cerebral, fibromialgia, secuelas de ictus cerebral o daños producidos por un trauma severo, displejias, hemiparesias...).
A partir del 1992 y con el nombre de Instituto de Rehabilitación clínica de Tula comienza a trabajar con un equipo de cirujanos, anestesistas, neurólogo y enfermería especializada. Aquí comienza la formación del Dr. Alexey Repetunov que recién salido de la Universidad de Medicina, comienza a trabajar mano a mano con el doctor Ulzibat. En general todo el equipo coopera en el desarrollo y perfeccionamiento de la fibrotomía gradual, llegando a ser lo que hoy es. Los médicos del Instituto han defendido en total ocho tesis con aspectos relacionados con la fibrotomía y se han publicado más de 165 artículos científicos que en su momento avalaron ante la comunidad médica rusa la fibrotomía gradual.

Los excelentes resultados especialmente en pacientes de Parálisis cerebral infantil hace que pacientes de todo el mundo comiencen a desplazarse para ser intervenidos en su clínica y Ulzibat diseña toda una sistemática de trabajo que lleva a la clínica a organizar los viajes y estancia de los pacientes en Tula.

Con Ulzibat al frente se comienza la expansión de la técnica quirúrgica fuera de las fronteras rusas y toda una serie de conferencias e intervenciones en varios congresos médicos de diferentes países del mundo, tratan de extender el conocimiento de la técnica en buena parte del mundo.
Los problemas con la lengua y lo controvertido de alguno de sus estudios no favorecen este asunto. Lamentablemente el profesor Ulzibat fallece repentinamente en 2004 y muchos de los planes de extensión y convenios con otros países (entre ellos con España ) se ven truncados.
Su legado queda en manos del Instituto de Rehabilitación Clínica de Tula que él mismo fundó en 1992 y sus componentes van desarrollando nuevos conceptos y diversas modificaciones de la técnica, que se aplican al día de hoy.
Si bien la técnica se ha ido perfeccionando y depurando en diversos aspectos por sus pupilos, la falta de este carácter emprendedor del dr. Ulzibat, los problemas con la lengua y algunos factores más, frenan en cierta medida la expansión de la fibrotomía gradual fuera de la federación rusa tras su muerte.